Aunque no hay acuerdo en postergar el retiro, sí existe una visión transversal en que la desigualdad de las pensiones nace de las brechas de género en salarios, empleabilidad y las condiciones laborales femeninas.

Francisca Valdés, Mujeres Empresarias
“Lo más urgente es una ley laboral flexible”

“Estoy de acuerdo con elevar la edad de jubilación. La esperanza de vida ha aumentado, las mujeres viven más que los hombres y cotizan menos años. No es posible financiar una pensión por tantos años más. El beneficio de cotizar más tiene directa relación con mejorar los montos de jubilación, pero serán menos los años para poder gozar de eso. Respecto a la empleabilidad femenina, lo más urgente es una ley laboral flexible, que permita el teletrabajo, trabajar por horas, etc.”.

Verónica Campino, Chilemujeres
“Lo importante es que tengan condiciones formales de trabajo”

“Sin duda que el aumento de edad de jubilación mejoraría las pensiones de las mujeres que han cotizado durante su vida laboral. Pero la solución del problema necesariamente pasa también por disminuir las lagunas previsionales y mejorar los salarios de las mujeres. Lo importante es lograr que las mujeres tengan las condiciones para
trabajar de forma asalariada o independiente pero formal”.

M. de los Ángeles Fernández, Hay Mujeres
“No es posible tratar a hombres y mujeres por igual”

“No es posible tratar a hombres y mujeres por igual, cuando ellas han experimentado menor densidad de cotizaciones y lagunas previsionales por la brecha salarial de género y el hecho de cargar con la responsabilidad de la reproducción, el cuidado y la crianza. Hay que buscar imaginativamente compensaciones, como se hizo con la reforma previsional que emanó de la Comisión Marcel”.

Andrea Orellana, de RedMAD
“Nos mantendría activas”

“Los beneficios de aumentar la edad de jubilación es que nos permitiría ahorrar más y mantenernos activas laboralmente. Los riesgos van por la realidad del mercado laboral, donde tenemos una baja
participación y a lo largo de nuestra vida laboral vemos incrementadas las brechas de género. Por eso el aumento debe ser gradual”.

Fernanda Vicente, Mujeres del Pacífico
“El foco debiera ser incorporarlas al mundo laboral”

“No me parece. El foco debiera estar en incorporar a la mujer al mundo laboral, porque hay muchísimas que no cotizan. Entonces, más que subirles la edad de jubilación, hay que reforzar su participación en el trabajo.

Finalmente, quienes posterguen su jubilación serán quienes siempre han vivido al justo, con lo mínimo”.

Alejandra Sepúlveda, ComunidadMujer
“Subir la edad esconde la desigualdad”

“Subir la edad de jubilación esconde e invisibiliza la enorme desigualdad que enfrentan hoy las mujeres. Por otro lado, aunque así lo quieran, muchas veces ni hombres ni mujeres pueden extender su vida laboral más allá de la edad mínima de jubilación, pues en sus lugares de trabajo existen incentivos para el retiro o derechamente a esa edad no encuentran trabajo en ninguna parte’.